Hay diversas formas de combatir la celulitis, sin necesidad de caer en tratamientos médicos. A pesar de que algunos tratamientos son eficaces, se puede optar por combatirla de formas más caseras, tales como las que vimos anteriormente en las reglas básicas.

Pero además de las reglas, hay dos factores imprescindibles para combatir más eficazmente la celulitis. Una dieta acompañada por ejercicios.

Como ya hemos mencionado anteriormente, a pesar de que la celullitis no afecta sólo a personas con sobrepeso, es necesario llevar una dieta alta en nutrientes básicos y baja en grasas, y tomar agua en abundancia para depurar las toxinas y grasas que el organismo no necesita.

Por eso se recomienda altamente beber durante el transcurso del día, por lo menos 2 litros de agua. Y realizar la siguiente dieta:

  • En ayunas: Un vaso de jugo natural de pomelo (toronja)
  • Desayuno: Un té, un yogur dietético de frutas y una cucharada de germen de trigo.
  • Almuerzo: Un jugo de zanahorias con apio y manzana verde. Ensalada de lechuga, pepino y tomate. Calabaza hervida pisada con una clara de huevo horneada.
  • Merienda: Un jugo natural de pomelo (toronja).
  • Cena: Un filet de pescado, envuelto en aluminio y cocinado 10 minutos a la plancha, o al horno muy caliente, condimentado con perejil y ajo.
  • Antes de acostarte: Un vaso de jugo natural de pomelo (toronja).

Se recomienda que antes de comenzar cualquier ejercicio, consulten un especialista en entrenamiento del cuerpo. Vaya al gimnasio y pida una rutina para trabajar en casa.
Lo ideal será trabajar sobre las zonas donde más se acumula grasa y tejidos, tales como el abdomen, los glúteos, la zona inferior de los tríceps y demás.

Se recomienda caminar todos los días unos cuantos kilómetros para quemar las grasas y luego realizar rutinas de estiramientos para tensar la piel en donde haga falta.
Realizar abdominales es algo muy sano para ejercitar el diafragma.

Cuide su respiración. La respiración es básica en los ejercicios. Se deberá inhalar aire al momento que trabaja el músculo y exhalar cuando se relaja.

Los ejercicios son un complemento perfecto para la dieta, y con unos cuantos meses de trabajo duro y sacrificio usted se mirará al espejo y se sentirá más conforme y satisfecha con si figura.